Remote observing at Las Campanas

From Carol Rojas Diaz, Communications and Outreach Officer at Las Campanas Observatory

English:

The COVID-19 pandemic has accelerated Las Campanas Observatory's (LCO) progress toward remote observation operations, moving us from a classical observatory to one with an expanded community.

This important transition began in March when Las Campanas closed its operations in consideration of the pandemic's possible health impact on our collaborators and visitors. Given the growth of COVID-19 cases in the Atacama Region of Chile, LCO developed a detailed plan to allow some employees to return to the mountain and enable remote observation. It is based on the Chilean government’s recommendations.  

Under strict sanitation protocols, a gradual reopening process began in October with the Clay Telescope. Since then, all observations have been successfully conducted remotely from observers' homes, but in the future we hope that observation sessions can be conducted from remote facilities of partner institutions. 

LCO is currently in phase C2 of reopening. All Baade telescope instruments have been successfully restarted and night operations resumed on December 15. Remote observations on the Magellan telescopes require two support astronomers to work with the telescope operators, guiding the process at a distance. The duPont and Swope telescopes remain closed for the time being. Updates on the possible opening of these facilities will be provided when they become available.

After the COVID-19 pandemic is brought under control, we plan to incorporate remote observation into our standard operations. 

 

Español:

La pandemia del COVID-19 ha acelerado el movimiento de El Observatorio Las Campanas hacia las operaciones con observaciones remotas, transitando desde  un observatorio clásico, a uno con una comunidad ampliada.

Este importante paso se realizó luego de que el 18 de marzo de 2020, considerando el posible impacto en la salud de los colaboradores y visitantes que podría tener esta pandemia, el Observatorio Las Campanas cerró sus operaciones. Por lo anterior, el proceso de reapertura se gestó bajo estrictos protocolos sanitarios y siguiendo una guía detallada o fases, basada en las determinaciones del gobierno chileno. 

Este plan, dada la evolución positiva de la pandemia en las regiones en las que se encuentra el observatorio Las Campanas y sus oficinas, permitió operar con más empleados en la Montaña y dar inicio a las observaciones remotas, las que comenzaron el 8 de octubre de 2020 con el telescopio Clay. 

Desde ese momento, todas las observaciones se han realizado exitosamente a distancia, desde los hogares de los observadores, pero se planea que, en el futuro, estas sesiones de observación se realicen desde las instalaciones remotas de las instituciones asociadas. Lo anterior, ya que se planea continuar con este modelo remoto, mutando a uno mixto, luego de que se controle la pandemia del COVID-19.

Para este proceso, se ha contado con la asistencia en los telescopios Magallanes de dos astrónomos de apoyo, quienes, junto a los operadores de telescopio, guían el proceso a distancia. Los observadores deben conocer las Directrices de Observación Remota antes de realizar su run, para así asegurarse de que están debidamente preparados para la observación remota.

Actualmente, el Observatorio Las Campanas está en la fase C2 de reapertura. Se ha reiniciado con éxito todos los instrumentos del telescopio Baade y las operaciones nocturnas con él se reanudarán el 15 de diciembre de 2020. Sin embargo, los telescopios duPont y Swope permanecerán cerrados. Se proporcionarán actualizaciones sobre la posible apertura de estas instalaciones cuando estén disponibles, en las que se operará también de manera remota.